ultimas noticias

LOS VINOS DE LA D.O.P YECLA

La tradición histórica de los vinos de Yecla, unida a la modernización de sus bodegas, dan como resultado un carácter riguroso y a la vez creativo a sus tintos, blancos y rosados. Ello permite descubrir diferentes matices en la copa: nobles, complejos, ricos... Este tesoro nace de la interpretación que cada bodega realiza de la magia de la Monastrell sola o matizada en delicadas combinaciones con otras variedades para abrir una puerta a la excelencia, la creatividad y la vanguardia. Los vinos de Yecla ocupan su merecido lugar en las mejores vinacotecas y puntos de venta; una posición justa y merecida que sabe mantener cosecha tras cosecha.

La altitud de los suelos comprenden desde los 400 metros a los 800 metros. Los primeros comprenden de entre los 400 m. a los 600 m. y son, generalmente, profundos y con buena permeabilidad. Los segundos, de entre los 600 m. a los 800 m., son más calizos. Las dos zonas son de gran vocación para el cultivo de la vid, de donde se obtienen vinos de alta calidad. El clima es continental, con influencia mediterránea y escasas lluvias (menos de 300 mm/año). Las temperaturas están entre -7º en invierno y 42º en verano, con una media de 3.000 horas de sol al año.

 Actualmente, la zona de producción de la DENOMINACIÓN DE ORIGEN YECLA (www.yeclavino.com), abarca unas 7.200 hectáreas de viñedo amparado, siendo predominante el cultivo de variedades tintas que suponen un 95% del terreno cultivado. La Monastrell, la variedad principal y típica de la zona del sureste español, ocupa un 85% del total, un 10% por otras variedades tintas, como Tempranillo, Ganacha Tintorera, Cabernet Sauvignon, Merlot, Syrah, y el 5% restante de variedades blancas: Macabeo, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Airen y Malvasia. La vendimia comienza en la primera semana de Septiembre y finalizan a últimos de Octubre. Las variedades más adelantadas son la Chardonnay y Sauvignon Blanc, en blancos y Merlot, Cabernet Sauvignon, Syrah y Garnacha-Tintorera en tintos.  Esos viñedos son propiedad de alrededor de 1.600 viticultores. Se producen en torno a veinticinco millones de kilos de uva en años normales. En la D.O. Yecla actúan once bodegas, de las cuales nueve son embotelladoras.

 

De los vinos embotellados, la exportación se sitúa en un 80% del total. Los principales destinos son EE.UU., Canadá, Alemania, Reino Unido, Países Bajos, Dinamarca, Suiza, Suecia, Noruega, Japón, China, Australia, Singapore, Francia, etc. Al mercado nacional accede el 20% que se vende sobre todo en Murcia, Madrid, Cataluña, Valencia y País Vasco.

 

VARIEDAD REINA: LA MONASTRELL

Es una variedad de origen español, que se conoce desde el siglo XV. Características: es planta de buen porte; sus hojas son pelosas por el envés, de mediano tamaño, casi enteras, de ancho seno peciolar, color verde intenso. Los sarmientos son de color castaño, rojizo claro y algo erguidos.

Los racimos son cónicos y apretados, con granos de tamaño medio redondos, jugosos y azucarados. Es planta de brotación tardía. La madurez de sus uvas es media hacia tardía. Producen vinos con un color rojo intenso. Los racimos son de dimensión media, cónicos, compactos y que nacen a partir de la tercera yema. Las bayas son esféricas, pequeñas de un color azulado, con bastante pruina, de piel gruesa rica en antocianos, con una pulpa muy carnosa, blanda, incolora y con poca cantidad de taninos. Su zumo es de sabor áspero o neutro." Pámpano Joven: De brotación algodonosa, con pigmentación débil en el extremo. Porte de la Cepa: Erguido, sarmiento de color marrón oscuro. Características de la Cepa: Tamaño grande, forma pentagonal, con cinco lóbulos, seno peciolar cerrado, seno lateral cerrado, pigmentación débil del haz, envés afelpado. Características de la Baya: Tamaño pequeña, forma elíptica-ancha, color azul-negra. Características del Racimo: Tamaño medio, compacto, forma cónica con un ala. Periodo Vegetativo:  Brotación tardía y madurez muy tardía. Vinos: Máximo potencial enológico en caso de vendimias bien maduras, baja acidez, muy pigmentados, tánicos y estructurados, ástringente en su juventud, por lo que necesitan crianza. Apto para técnicas de maceración carbónica. Muy resistentes a la oxidación (Fuente: www.monastrell.net).