ultimas noticias

MONTE ARABÍ

El Arabí aparece como una gran estructura pétrea que destaca sobre el entorno de forma característica. El pasaje es de una gran belleza y singularidad. Abundan las biocalcarenitas con intercalaciones de un mineral de cuarzo llamado "jacinto de Compostela" Pero quizá lo más apreciable sean los fenómenos erosivos que han provocado la formación de grandes bloques redondeados, huecos, cuevas, abrigos, y enormes superficies de "panales" o alveolos en las paredes rocosas de las biocalcarenitas.


El interés arqueológico de la zona es indudable Se encuentran materiales y representaciones artísticas entre las que destacan los abrigos pictóricos de la Cueva del Mediodía y Cantos de Visera I y II. Igualmente son de destacar las insculturas denominadas cazoletas y petroglifos, cuyo significado exacto se desconoce. Las numerosas leyendas de este monte, plasmadas a nivel popular y en las fuentes escritas, forman parte inseparable de este espacio.

 


El dosel vegetal esta dominado por el pino carrasco (Pinus halepensis) que se encuentra por todo el monte. Todavía se encuentran encinas, sobre todo en umbrías, a las que acompañan numerosas especies de flora, algunas de ellas endémicas. Otro de los aspectos interesantes del Arabí es la abundancia y variada fauna que alberga.
Además de numerosos invertebrados, reptiles y mamíferos, el paraje sobresale por la elevada riqueza ornítica que cobija, siendo probablemente una de las zonas con mayor diversidad de aves de todo el Altiplano Jumilla-Yecla.

SIERRA DE LAS PANSAS Y PARQUE REGIONAL DEL CARCHE

La sierra de las Pansas constituye un conjunto montañoso de cierta elevación, representando una continuación morfológica y forestal del macizo del Carche por su parte NE, del que queda independizado en cierto modo a través de los barrancos del Salvador y de la Yedra, ambos en el término de Jumilla, pero cerca del límite de Yecla. La Sierra del Carche está declarada como Parque Regional, en el que queda incluida también la de las Pansas.

 


En Las Pansas se presenta un paisaje forestal de gran valor. La parte norte del macizo es la más interesante, donde se encuentran barrancos y algunos peñascos rocosos en las partes altas que resaltan entre el pinar. Su altitud máxima es de 1.036 m. s.n.m. Existe un pequeño manantial en las faldas de la umbría de las Pansas, y algunas cuevas como la de Jaime el Barbudo, de la que la tradición popular afirma que fue lugar de escondite de este famoso bandolero.
Se han realizado algunas repoblaciones con pino carrasco en zonas puntuales, pero la mayoría del pinar es de origen natural, encontrándose en la umbría de la sierra y en algunos barrancos las zonas más interesantes, cubierta de un apretado pinar al que acompañan encinas, así como matorrales que forman una maquia impenetrable.
La fauna se concentra fundamentalmente en los distintos nichos ecológicos que conforma el bosque y el matorral de la sierra, destacando la presencia de especies que viven en medios forestales bien conservados y que constituyen la mejor demostración del alto valor ecológico de la zona. Entre los mamíferos hay que señalar la abundancia del jabalí.

SIERRA DE SALINAS

La Sierra de Salinas constituye uno de los ecosistemas forestales más importantes de la Comarca del Altiplano. El aspecto de la sierra es agreste, con notables barrancos encajados entre sus laderas. La cumbre de la sierra se conoce como "Capilla del Fraile" y cuenta con 1.237 m. de altitud sobre el nivel del mar, lo que la convierte en el punto más elevado del término municipal de Yecla y el segundo del Altiplano.

 


Las umbrías, barrancos y cantiles de la sierra, en la parte norte del macizo, constituyen sin duda la parte más interesante de la zona, cubierta de un denso bosque de pinos carrascos, con ejemplares de gran porte y edad, la mayoría de origen natural.
Por encima de los 950 m. de altitud aparece el encinar, con menor superficie de la que debió tener antaño, y al que acompañan quejigos en los barrancos más húmedos. Junto a ellos, y en apretado sotobosque, coscojas, madroños, durillos, madreselvas, cornicabras.


La diversidad faunística que habita el paraje es enorme, distribuida por los diversos biotopos que componen el paisaje de la Sierra. El pinar es el ambiente más favorable para muchas de ellas, aprovechando también un buen número de especies los cultivos existentes en las faldas para alimentarse.

SIERRA DEL SERRAL

Sierra de considerable longitud, en la que destaca la existencia de numerosos cantiles, roquedos y peñascos. La existencia de roquedos proporciona interés paisajístico al conjunto, apareciendo en las solanas con formas más desgajadas y quebradas que en la umbría, donde la roca tiende a formar paredes más verticales.
Bosque relativamente bien conservado con pinos de gran porte y matorral noble acompañante, sobre todo en la umbría, que conserva un pinar de Pinus halepensis que en algunas zonas es adulto, acompañado por matorral tipo maquia y alguna encina. Hay zonas de pino piñonero y repoblaciones forestales en las faldas.
Solanas más deforestadas, cubiertas por un espartal - romeral sin arbolado o con pinar disperso. Vegetación rupícola de interés, con especies de flora asociadas a extraplomos. También se encuentran tomillares propios de laderas rocosas y flora de interés asociada a arenas.

 


Entre las especies de fauna destacan varias aves de presa vinculadas al medio rupícola y forestal, por ser los más destacables de esta sierra. Numerosas especies de aves y mamíferos se encuentran por todo el monte. no existen en la actualidad manantiales ni fuentes de agua, por lo que los anfibios son muy escasos y sólo se encuentran en balsas de riego y acequias de riego modernas.
La Sierra cuenta con topónimos de gran valor etnográfico, como el Barranco del Tesoro, cuyo origen se desconoce. Algunos aluden a fauna diversa como el Barranco del Búho, Barranco del Paire (se refiere al gorrión chillón Petronia petronia), Collado de la Peña de la Cabra... o a acontecimientos históricos ya caídos en el olvido (Senda de los Carlistas, Collado de los Sargentos). En un lugar escondido hay una sugerente inscripción, que siempre tiene flores: "Monte Elia"...

RAMBLA DE TOBARRILLAS

En la rambla y alrededores se encuentran yacimientos paleolíticos y romanos. Los montes de Tobarrillas, sucesión de suaves colinas que se extienden a ambos lados de la rambla, poseen igualmente algunos yacimientos romanos de interés (Marisparza, Fuente del Pinar).

 

Lo más destacable de la rambla es su tramo medio, donde se encuentra una vegetación riparia dominada por el olmo (Ulmus minor), aunque actualmente se encuentra muy degradada debido a la grafiosis y el abandono de las conducciones de agua. Junto a ella, numerosas plantas, muchas de ellas asociadas al agua, se encuentran aquí.
Las peculiares condiciones ambientales de este lugar propician la existencia de numerosas especies, algunas de ellas raras en el resto de la Región. La ardilla es un simpático animal que no resulta difícil de observar, al igual que numerosas especies de anfibios, mamíferos y aves.