ultimas noticias

Dos vinos de Castaño han triunfado recientemente en Corea: Santa acaba de recibir la medalla de plata en el prestigioso concurso ‘Korea Wine Challenge 2018’ y Hécula vuelve a ser uno de los vinos más vendidos, gracias a la medalla de oro que consiguió en la pasada edición del certamen.


Francisca Santa, madre del fundador de Bodegas Castaño, ha dado nombre a dos de sus mejores vinos: Casa Cisca (por su nombre) y Santa (por su apellido). Santa ha captado la fuerza de su personalidad en un tinto elaborado con un 90% de monastrell y un 10% de garnacha tintorera, las dos variedades de uva autóctonas del altiplano murciano, y sus 10 meses en barricas de roble francés y americano, lo que le aporta un suave toque a fruta madura y especiados. Este vino tinto de larga crianza ha sido recientemente galardonado con una medalla de plata en el concurso de vinos más prestigioso de Corea: el ‘Korea Wine Challenge 2018’.


El año pasado fue Hécula quien se llevó la medalla de oro en la edición ‘Korea Wine Challenge 2017’, lo que ha contribuido a que aparezca ahora liderando el listado de los vinos más vendidos en Corea y varias entrevistas en medios especializados destacando la calidad de Hécula, uno de los vinos más icónicos de la bodega.


Para Daniel Castaño, director de exportación de Bodegas Castaño, “estos premios son un reconocimiento al trabajo que llevamos haciendo durante varias generaciones, y nos animan a seguir con la satisfacción de saber que hemos conseguido plasmar nuestro conocimiento y nuestra pasión por la monastrell en vinos de alta calidad, apreciados por consumidores de todo el mundo”.